sábado, 30 de julio de 2011

GAUCHO PAREJO

Cosa seria la pialada
puerta ajuera del corral
donde el ligero bagual
sale haciendo una cuerpeada.
La vista fija y clavada
un paisanito lo espera
reboliando en la tranquera
una armada como cielo,
se la pone hasta el brazuelo
y queda la polvareda.

Echa el cuerpo pa’ un costao
porque es un mozo baquiano
y no le queme las manos
un tiento mal desvirao.
Ya tiene bien calculao
que’l lazo baje al pichico,
le ha de enterrar el hocico
al potro en esa rodada,
y larga una carcajada
que aplauden grandes y chicos.

“Aprete y caña patrón”
grita el que así ha cumplido
y se viene decidido
en derechura al fogón,
un gaucho le da un porrón
diciendo “Se lo ha ganao”,
y él dice “No crea cuñao
que he hecho una gran hazaña
hay menos fuerza que maña
pa’l que piala de volcao”.

Dijeron “Tiene razón”
desde al último al primero
(no hay animal pescuecero
cuando se gana el tirón).
“Eche otro trago patrón
que lo voy a jinetear
más no le he de asegurar
que le gane la arriesgada,
lo monto en pelo sin nada
y hasta me puede bajar.

Quizá le pueda ganar
esta carrera indecisa
porque’e chúcaro y precisa
esperiencia en corcovear.
Si es reservao ni que hablar,
No he visto a nadie quedarse
sin trampa para agarrarse
con espuela destrabada,
es mejor no montar nada
que a ese modo asegurarse”.

Así fue como el paisano
conocedor y parejo
conversando con un viejo
se fué acercando al tobiano.
Con el rebenque en la mano,
espuela firme al garrón,
y áhi se prendió del mechón
que le quedaba al tuzao
y dijo: “¡Largue cuñao,
presten todos atención!”.

Se le oían los ronquidos
al tobiano corcoveando
y el paisano castigando
iba siempre prevenido.
Un mirón algo atrevido
grito fuerte… “lo bajó!”,
pero el mozo reacionó
y mostrando gran coraje
a lonja y grito salvaje
campo ajuera enderezó.

Fue algo espetacular
cuando al potro, ligerazo
le echó al tuse un talerazo
que’n tierra lo hace rodar.
El paisano fué a parar
adelante del tobiano
con el rebenque en la mano
mientras miraba sonriente
brindándole los presente
un aplauso soberano.

Versos de Julio Secundino Cabezas

(Fuente: Revista “La Carreta” N° 156, de 7/1945)

No hay comentarios:

Publicar un comentario